fbpx
Seleccionar página

por | Feb 1, 2019 | Alta Costura, Vestidos de novia

C

EL DISEÑADOR DE GETARIA QUE DOMINÓ LA ALTA COSTURA

Museo Cristobal Balenciaga.
Getaria, pueblo natal del célebre diseñador de Alta Costura.

Qué emoción estar cerca.
Cuanta ilusión conocer el origen sencillo y entorno primero de quién terminó por convertirse en referente de la historia de la moda.

Y tratar de entender cuál debió de ser su porqué.
Cuál su propósito. Cuáles sus creencias y anhelos.
Cuáles las razones que le movieron a emprender una y otra vez.

¿Qué fue lo que inspiró su creatividad y su buen hacer?
¿De dónde surge su voluntad de superación? ¿Con qué obstáculos profesionales y personales tuvo que lidiar? ¿Por qué era importante para su clientela?
Evidentemente no buscó reconocimiento con el que hinchar su invisible ego. Tampoco pretendió enriquecerse.

Eso en todo caso son resultados.

Me agazapo en el enmoquetado con un blog de notas y un lápiz.
Ahí entre las piezas, que un día fueron cotidianas del célebre diseñador de Alta Costura, me sorprende cierta sensación de familiaridad.
Qué bueno observar sin interpretaciones ni reloj.
Valorando con la mirada crítica profesional, pero también con la del caminante que ha compartido parte de la misma marcha.

Y viajo con la imaginación a otro momento del tiempo, año1935.
En el taller se cose el vestido de novia de la hija de Benigno Oreja, médico que visitó a Cristobal Balenciaga en algún momento.
El diseño de estilo fluido y corte minimalista, consta de dos partes: el vestido con un drapeado central en cintura, por un lado; y un viso exterior solo visible en las mangas, por otro.

Puedo ver
sobre una mesa grande y elevada, el bulto perlado del vestido medio extendido mientras las manos masculinas clavan diminutos hilvanes en un borde.
Sentir el tacto sedoso y blando del textil.
Escuchar el frufrú de la seda rozar rompiendo el silencio.
Adivinar pensamientos que amenazan con distraer la atención del couturier.

Todo empezó con un niño ilusionado por ser capaz de imitar aquel vestido de la Marquesa de Casa Torres que se pone en ocasiones para ir a misa. Querer reproducirlo con sus manos. Es el hijo de la costurera, viuda, Martina Eizaguirre.

Efectivamente Imitar es la primera gran lección en cualquier disciplina.
Así se levantan los cimientos de la confianza en uno mismo.

Y tener la curiosidad por conocer otros registros como parte necesaria del proceso de aprendizaje.
De hecho ya en su carrera profesional, la gran modista parisina de la época, Jeanne Lanvin, fue un referente de inspiración para Balenciaga.

Profundizar en el estudio y desarrollo de diferentes técnicas conocidas, y experimentar el rendimiento de los tejidos en función de su composición, ligado y dirección de hilo, le descubrió un mundo de nuevas y originales líneas de diseño.

 Así evolucionó su creatividad y estilo propios.

El salto a París dio finalmente la merecida visibilidad a su trabajo, captando la atención de las editoras de las grandes revistas que reconocen la aportación de Cristobal Balenciaga, promueven y convierten sus creaciones de Alta Costura en objetos de deseo.

Es, el mecanismo de la comunicación creando moda.

Gracias Museoa!