fbpx
Seleccionar página

por | Dic 1, 2018 | Alta Costura, Vestidos de novia

Q

Alta Costura es atención.

Aunque tenemos la RAE para que defina el significado de las palabras …
Nombrar algo no deja de ser ponerle una etiqueta, acotarlo, lo cual nos ofrece una visión sesgada. Parcial.
Las palabras por sí solas no tienen la capacidad de expresar la esencia verdadera de las acciones.
Expresan mucho más las frases construidas con esas palabras.
Más aun las frases enunciadas por la entonación de una voz humana.
Más, las frases enunciadas por la voz  de una persona que te mira francamente.
El mal uso que hacemos de las palabras les vacía el sentido. Desgasta, adultera.
Y Alta Costura es una de ellas.
Su significado ha quedado desdibujado.

Así que cuando hablo de Alta Costura tú puedes imaginar personas cosiendo a mano hasta la extenuación, de forma repetitiva y mecánica, sin hacer uso de maquinaria. Lo cual puede plantearte la duda de si no lo hacen de otro modo porque no quieren, no tienen la posibilidad o no saben hacerlo de otro modo.
O quizás piensas en barroquismo o riqueza en bordados y encajes como base para construir vestidos.
O  en los ostentosos desfiles protagonizados por top models de renombradas marcas, cuya funcionalidad, en muchos casos, es la de reclamo publicitario de accesorios o perfumes.

ALTA COSTURA HOY

En general cuando se escucha la palabra Alta Costura a todos se nos viene a la mente impresionantes puestas en escena.
El motivo real de su razón de ser, es dar relevancia y visibilidad a la marca, con modelos y actrices convertidas en perchas ideales para mostrar al mundo la firma.
Se trata de un extraordinario ejercicio de marqueting.
De hecho según admite el propio Bernard Arnault, empresario líder de LVMH, el conglomerado francés del lujo por excelencia:
“La Alta Costura da la esencia del lujo a nuestro negocio. Da imagen de costura a la marca y cada desfile atrae siempre todas las miradas”.

ALTA COSTURA AYER

Particularmente prefiero quedarme con la estampa de la  edad de oro de la Alta Costura de los años 50 y 60.
Los valores estéticos, conceptuales y sociales unidos a  su esplendor dieron a la costura rango artístico.
El propio diseñador, que firmaba sus creaciones, reunía en su salón a sus mejores clientas para mostrarles los diseños y propuestas que había preparado inspirado en ellas, en su estilo de vida y necesidades.
De ahí surgirían los encargos  a título personal con que mantener y hacer prosperar su negocio de moda.

MI PARTICULAR VISIÓN

Mi particular visión acerca de la Alta Costura y lo que la define en esencia es la atención.
La atención infunde calidad a todas nuestras acciones.
Ser uno con aquello que hago. Concentrada. Atenta. En silencio.

Dime,
¿Qué crees que diferencia una prenda que proviene de una producción industrial en la que han intervenido diferentes personas y entornos, de otra que ha recibido el máximo cuidado en su manipulación, construida por una sola persona, experta, consciente, y a título personal hecha para ti, para que te siente como un guante, para que brilles ese día tan especial y comprometido?

Todo, es la respuesta.
La atención, lo cambia absolutamente todo.
En cualquier faceta de la vida.