fbpx
Seleccionar página

A

ALTA COSTURA. DRAPEADO

 

En el siguiente artículo abordo la práctica del drapeado y está dirigido a personas sensibles a la moda interesadas en la Alta Costura desde un punto de vista técnico.

Quiero compartir mi experiencia en estas técnicas con la intención de aportar claridad y rigor.

EL DRAPEADO

 

Drapeado es la acción y efecto de drapear. Y drapear es colocar o plegar los paños de la vestidura, y, más especialmente, darles la caída conveniente. Es la definición del término en la RAE.
Existen otras acepciones que hablan de pliegues en la tela al bies sin embargo mi experiencia es trabajar estas técnicas también con el tejido en la dirección de la urdimbre y la trama en función de la finalidad.

 

CATEGORÍAS DE DRAPEADO

El drapeado puede agruparse en categorías diferenciadas en función de las naturaleza del tejido; densidad, gramaje y ligado. Cada una de estas categorías corresponde a técnicas y estéticas particulares.

Los siguientes son ejemplos de estos tipos de drapeados distintos:

 

 

Metodología Cristina Saura de optimización de las características técnicas de hilado del tejido.

 

En la  imagen superior puede apreciarse un drapeado posicionado en la espalda del vestido de novia, indicado para materias pesadas como el crepe o el georgette. Alrededor de 300gr/ml.
Una vez obtenido el diseño la construcción del modelo no entraña dificultad más allá de la laboriosidad de la pieza, que en este caso en particular se trabaja a mano totalmente.

Metodología Cristina Saura de optimización de las características técnicas de hilado del tejido.

 

En este segundo ejemplo muestro otro caso menos habitual aunque con mayor impacto visual.
Parto de una superficie de tejido maleable, y de bajo gramaje como el tul, la gasa o la muselina, plisado o fruncido (a máquina o a mano), y fijada manualmente sobre un plano yerto imperceptible a simple vista.
Esta superficie firme reproduce la anatomía del cuerpo y tiene una función estructural de vital importancia en el traje de novia. De la precisión de su corte y realización depende cómo de bien siente el vestido.
El tul de seda fruncido de forma artesanal (en el caso de este diseño), se incorpora sobre esta estructura constituyendo el drapeado propiamente.

 

 

Metodología Cristina Saura de optimización de las características técnicas de hilado del tejido.

 

Utilizamos otra técnica en el caso de drapear un tejido rígido de bajo peso como el tafetán, moaré, mikado, organza, gazar o rafia.
En esta ocasión también es necesario contar con una base firme para cumplir la función de estructura y sostén.

Para la realización del drapeado que presento en esta tercera instantánea construyo inicialmente un corset con las medidas precisas de la persona que utilizará la prenda.
Después tomo un retal de algodón o lino (en el que identifico su hilo) al bies, con el que “envuelvo de forma creativa” la estructura que he confeccionado previamente. El “envoltorio” resultante de aspecto irregular es el patrón del drapeado que traslado a papel.
Finalmente utilizo el patrón obtenido para cortar cualquiera de las calidades que he enumerado anteriormente e incorporar a la estructura rígida.